sábado, 4 de diciembre de 2010

La Comisión Gremial Interna de Telam le responde a Clarín

La Comisión Gremial Interna de Telam se ve en la obligación de salir a aclarar ciertos conceptos vertidos por el diario Clarín en una de sus notas. Queremos aportar información sobre la situación actual y anterior en la agencia. Para ser claros, los que trabajamos en Télam hemos considerado en forma masiva, que la gestión encabezada por el ex presidente de del Directorio Martín Granovsky y su Gerente Periodístico Jorge García, fue la peor de la historia de la empresa desde el regreso de la democracia. Para ser claros el deterioro del servicio periodístico al que se llego durante la época de Granovsky y Jorge García, no tiene precedentes.

Ninguno de los siniestros personajes vinculados a la gestión Granovsky-Garcia desplazados recientemente, merecen ser denominados como periodistas profesionales, ya que fueron los responsables de vergonzosas operaciones políticas y comerciales. Estos autodenominados “periodistas profesionales” desarrollaron durante cinco años de gestión una feroz campaña de persecución política, profesional y sindical contra los trabajadores que no comulgaban con sus prácticas nefastas.

Esta política de anulación de otras voces fue llevada al extremo de la ridiculez profesional cuando el ex Gerente Periodístico Jorge García disolvió las reuniones de edición, un ámbito clave para el funcionamiento de una redacción –en cualquier medio del planeta-, para evitar los debates, el disenso y las discusiones profesionales.

Granovsky y su gerente Garcia quisieron disolver a nuestra prestigiosa Sección Policiales, porque consideraban que informando de lo que sucedía, los periodistas de la agencia “generaban sensación de inseguridad” en la población. Otro episodio lamentable tramado por Granovsky y Gracia fue la división de la sección Deportes, porque sus redactores no estaban de acuerdo con una política de mentiras, infamias y operaciones políticas. Ambas situaciones fueron resistidas por la Asamblea de Trabajadores de Télam para evitar el deterioro de nuestro servicio periodístico.

Esta política continuó con el desplazamiento y congelamiento de periodistas de una conducta profesional intachable simplemente por no comulgar con las ideas de Granvosky y García. Entre ellos estaban Marcelo Cena y Héctor Sánchez, a quienes desagraviamos a través de este escrito, castigados por Granovsky y Jorge García tras la prolongada huelga de abril de 2006, realizada en defensa de compañeros despedidos.

A lo largo de cinco años, los trabajadores de Télam enfrentamos y resisitimos los desmanes de la gestión Granovsky en diversos conflictos en los que recibimos la solidaridad de colegas y dirigentes no solo opositores, sino también oficialistas, que no podían creer las locuras a las que nos sometía esa desastrosa administración.

Los trabajadores de Télam defendemos a nuestros compañeros agraviados por Clarín al margen de las discusiones que podamos dar sobre la línea editorial: somos trabajadores de la agencia estatal y pública de noticias, y nuestro deber es defender las fuentes de trabajo. Asimismo, por tratarse de una empresa periodística, también defendemos su principal sustento, que es su credibilidad.

En este punto recordamos que los trabajadores de Télam resistimos un intento de cierre de la administración menemista en 1996 y otro por el delarruismo en el año 2000. Y nos hemos enfrentado a distintos gobiernos en defensa de la credibilidad de nuestro servicio periodístico.

Por esa razón queremos aportar claridad e información a este debate ya que nos genera una gran indignación que se intente mostrar que la nefasta gestión anterior practicaba el periodismo profesional, cuando lo suyo fue enormemente repudiable por sus prácticas nefastas, plagada de operaciones comerciales comúnmente llamadas “chivos”, como la búsqueda desesperada de la Cajita Feliz de una hamburguesería, a cambio de un despacho.

Otro dato que pedimos tener en cuenta es que esta Comisión Gremial Interna fue electa en elecciones realizadas en mayo de este año y que en dichos comicios, fiscalizados por el ministerio de Trabajo, participaron tres listas y votaron 460 personas. En pocas palabras, nuestra representatividad no está en duda. La del diario Clarín, sí, ya que su patronal prohíbe la actividad sindical y represalia en forma permanente a sus trabajadores, que son nuestros compañeros, lo que constituye una violación de la Constitución Nacional. Con los trabajadores de Clarín nos unen los intereses comunes a todos los trabajadores de prensa.

Es por eso que esta comisión gremial interna,trabaja y trabajara para que la agencia publica de noticias TELAM,sea netamente pluralista y federal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails Postes relacionados con miniaturas