martes, 29 de marzo de 2016

T̶r̶a̶n̶s̶p̶a̶r̶e̶n̶c̶i̶a̶

Por Horacio Verbitsky
La transparencia del sigilo

El gobierno sólo difundió los títulos de los acuerdos firmados. Washington los describió con más detalle pero también retuvo su texto. Lucha contra el narcotráfico y el terrorismo sin diferenciar seguridad y defensa; asistencia en la Triple Frontera; misiones militares en Africa; asilo a los sirios que huyen de los bombardeos; Centros de Fusión de Inteligencia, defensa hemisférica, fuerzas de seguridad en el Comando Sur; cooperación nuclear a espaldas de Brasil y apertura comercial irrestricta.

Aunque el gobierno declama la transparencia, su práctica es opaca: la Presidencia y el Ministerio de Relaciones Exteriores sólo publicaron en sus respectivas páginas el título de los acuerdos firmados durante la visita del presidente estadounidense Barack Obama. Dicen poco y nada sobre su contenido: Acuerdo sobre Incremento de la Cooperación para Prevenir y Combatir los Delitos Graves, declaración conjunta sobre Cooperación en Materia de Seguridad y Facilitación de Desplazamiento, acuerdo referente al Emplazamiento de Oficiales de Seguridad a Bordo y acuerdo marco en materia de comercio e inversión. Se acordó también una declaración conjunta de cancilleres en apoyo de la Organización de Estados Americanos y del Sistema Interamericano de Derechos Humanos. “La firma de estos acuerdos forma parte de un paquete que incluye, entre otros, el Memorándum de Entendimiento para prevenir el lavado de dinero.” Ni una palabra más. Para descorrer un poco el velo hay que recurrir a la página de la Casa Blanca. Así es posible saber que:

- Para que la Argentina pueda incrementar el tamaño de sus unidades militares desplegables y participar en misiones de paz en Africa, Estados Unidos fortalecerá sus capacidades, incluyendo el entrenamiento y la modernización de la flota aviones de transporte y carga C-130.

- La Argentina recibirá un número significativo de refugiados, incluyendo personas desplazadas por la guerra en Siria (es decir corridos por Daesh y por los bombardeos de Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, sus aliados y Rusia. Ellos tiran las bombas y la Argentina recibe a los que escapan, con financiamiento que conseguirá Estados Unidos).

- Para el combate conjunto contra el narcotráfico y el crimen organizado, Estados Unidos asistirá a las fuerzas argentinas de seguridad sobre terrorismo y financiamiento del terrorismo en la Triple Frontera. Funcionarios argentinos se capacitarán en la Academia Internacional de Policía, realizarán viajes de estudios a Estados Unidos y recibirán capacitación de la DEA y el FBI.

- El FBI también ayudará a montar una red de Centros de Fusión de Inteligencia (sic) para detectar y golpear al terrorismo y el crimen organizado (en esos Centros de Fusión, creados luego de los ataques de septiembre de 2001 por el Ministerio de Seguridad Nacional, comparten información agencias de Inteligencia como la CIA, organismos policiales como el FBI, las Fuerzas Armadas y los gobiernos, nacional, estadual y local. En 2012 una comisión bipartidaria del Senado publicó un informe demoledor sobre la inutilidad, dispendio y riesgo para las libertades civiles de estos Centros, que puede verse clickeando aquí.

- En mayo, el Pentágono realizará el primer encuentro de trabajo con las Fuerzas Armadas argentinas desde 2009, con una agenda que incluirá operaciones de paz, preparación y respuesta ante desastres y “cooperación en defensa hemisférica”.

- El Comando Sur se propone compartir información con el Ministerio de Seguri- dad argentino, me- diante oficiales de enlace ante su Fuerza de Tareas Sur. El Pentágono también invitó a la Argentina a participar en un programa de cooperación con la Guardia Nacional. (En todos estos casos Estados Unidos propone y la Argentina acepta borronear los límites entre las tareas de Seguridad Interior y Defensa Nacional, separadas en forma nítida por tres leyes y un decreto suscriptos a lo largo de tres décadas por los gobiernos de Alfonsín, Menem, Fernando de la Rúa y Kirchner).

- El acuerdo sobre delitos graves, la cooperación de seguridad y combate al terrorismo firmado por el Ministerio argentino de Seguridad con sus pares estadounidenses de Seguridad Nacional y de Justicia, facilitará el intercambio de información sobre potenciales y conocidos delin- cuentes y terroristas. Para mejorar la seguridad se adoptarán medidas de protección de aviones argentinos, con un programa de funcionarios a bordo (no se explica si estadounidenses o argentinos) y la oficina estadounidense de aduana y protección fronteriza ayudará a mejorar la seguridad en las fronteras argentinas. Estos pasos mejorarán la eligibilidad argentina para el programa de ingreso a Estados Unidos sin visa. Por ahora se eximirá de visa a los argentinos menores de 16 y mayores de 65 años y la Argentina dejará de cobrar la tasa de reciprocidad de 160 dólares que deben pagar los turistas estadounidenses (aunque la redacción es oscura, se entiende que los argentinos seguirán pagando su parte de esta curiosa reciprocidad).

- El acuerdo sobre comercio e inversiones facilitará el diálogo sobre propiedad intelectual y acceso a los mercados, combatiendo las “barreras no científicas al comercio”. (Es decir, mayor apertura y pago de royalties).

- La Argentina enviará al Con- greso para su ratificación el Acuerdo de Facilitación del Comercio aprobado por la Organi- zación Mundial de Comercio en 2013. Ambos países desarrollarán un programa aduanero de ventanilla única, para simplificar los trámites. (Esto se entiende mejor si se sabe que el año pasado la Argentina tuvo un déficit comercial con Estados Unidos de 4.200 millones de dólares, es decir el 140 por ciento del déficit total de 3000 millones, o dicho de otro modo la Argentina tiene déficit con Estados Unidos y superávit con el resto del mundo considerado como un todo. Lejos de disminuir el déficit, este paso lo aumentará).

- Entre la asistencia técnica que Estados Unidos proveerá en apoyo de las reformas de Macrì, estará la política de telecomunicaciones, incluyendo consultas con la Comisión Federal de Comunicaciones, sobre manejo del espectro y regulación (es decir aquello que Macrì eliminó por decreto en cuanto asumió).

- Estados Unidos facilitará visitas de funcionarios argentinos a los lugares donde se desarrollan fuentes de energía no convencionales, para mejorar la seguridad energética y el desarrollo responsable de gas y petróleo (el desempeño de Chevron en Ecuador provee un buen ejemplo del cuidado por el medio ambiente que aquí se pregona).

- También incrementarán la cooperación en el desarrollo y la seguridad nuclear (según el Grupo Convergencia, integrado por académicos y especialistas en cuestiones de política exterior, Seguridad y Defensa, el gobierno nacional analiza la posibilidad de suscribir un protocolo adicional al sistema de salvaguardas que la Argentina mantiene con los organismos internacionales en el marco del Tratado de No Proliferación Nuclear. Este sería el certificado de defunción del sistema argentino-brasileño de garantías y salvaguardias que desde 1991 ha permitido el uso de la energía nuclear con fines exclusivamente pacíficos, mediante el control recíproco, sin renunciar al desarrollo tecnológico propio como exige la megapotencia mundial y contribuyendo al mantenimiento de la paz en toda América).

Más ruido que nueces

Según Macrì estas concesiones ocultas tendrían como contraparte un diluvio de inversiones estadounidenses, lo cual no pasa de una expresión de deseos. El principal objetivo de Obama en la Argentina, afirma el think tank Inter-American Dialogue, fue apoyar los esfuerzos de Macrì por “normalizar la economía y abrir el país al comercio y las finanzas globales”, de modo que se convierta “en uno de los más estrechos socios de Estados Unidos en la región”. Esa organización, cuyos copresidentes son la ex representante comercial de Estados Unidos Carla Hills y el ex presidente de México Ernesto Zedillo, destaca el levantamiento de los controles cambiarios y comerciales y, “sobre todo”, el acuerdo con los holdouts “o fondos buitre, como son conocidos en la Argentina”. Al enumerar el saldo de la visita, el Dialogue menciona los acuerdos de colaboración contra el narcotráfico y el terrorismo “incluyendo equipamiento y capacitación para las fuerzas de seguridad” y “el deseo de Estados Unidos de trabajar con la Argentina para desarrollar los significativos yacimientos de gas y petróleo convencional, que son de los mayores del mundo. Chevron ya está operando en asociación con la estatal YPF”. Se comprende mejor la pérdida de la virginidad política de Laura Alonso.

El Dialogue también consignó que en materia de comercio e inversiones “se lanzaron pocas iniciativas concretas” y lo que se acordó es crear un grupo de trabajos para resolver las barreras administrativas al comercio, mien- tras los empresarios estadouni- denses “prometieron incrementar la inversión en la Argentina en los próximos cuatro años en varios miles de millones de dólares”. La exultación de Macrì por el cariño que Obama demostró por él y su esposa debería moderarse: los anuncios de inversiones formulados en la Sociedad Rural por parte de empresas estadounidenses no pasan de 13.800 millones de dólares durante el mandato de Macrì y de 2.300 millones en el próximo año y medio. Estas promesas de inversiones por no más de 4.000 millones de dólares al año son una gota en el océano que no compensa ni en forma remota la merma de la inversión pública dispuesta por el gobierno y el nuevo endeudamiento que comenzará dentro de dos semanas, con un primer saque de 12.500 millones de dólares para pagarles a los fondos buitre.

Esto permite avizorar que la recesión será más profunda y duradera de lo que se preveía, porque constituye el único instrumento para atenuar la inflación que sigue en aumento y ya ronda el 5 por ciento mensual. Además, parte del dinero que pueda ingresar no se destinará a inversión productiva sino a la adquisición de empresas pre- existentes, a precios de liquidación por la desvalorización del peso y la caída de la actividad. La secretaria de Comercio de Obama, Penny Pritzker, encomió la valentía de Macrì por “resolver la disputa con los acreedores, reducir los controles de capitales y las retenciones a las exportaciones agrícolas y los subsidios a la distribución eléctrica”. Miguel Angel Broda agregó que el acuerdo con los buitres no sustituye el ajuste fiscal. A la consigna de Macrì y Prat-Gay: dunga-dunga o ajuste brutal/hiperinflación, el reaparecido gurú opone una más simple y realista: dunga-dunga y ajuste. “Este año necesitamos colocar 40 mil millones de dólares de deuda. Es una oferta muy grande, la mitad de todo lo colocado en el mundo emergente en 2015. Esto sin duda le pone un piso alto a la tasa de interés que pagará el Gobierno. No estoy tan seguro de que podamos colocar esa deuda y además no estoy tan seguro de que podamos hacer un programa de metas de inflación riguroso”, agregó Broda, para quien “las necesidades de financiamiento del país deberían incluir préstamos del FMI”. Obama dijo algo parecido con más elegancia: “A veces el dolor del corto plazo y el tener que tomar sanciones decisivas en una etapa tan temprana es lo más oportuno, en lugar de dejar las cosas para mañana”.

De acuerdo con los buitres

Una de las principales críticas que los Senadores escucharon al acuerdo con los fondos buitre que se aprobará el miércoles se refirió a la dolarización y fuga de activos que, dentro o fuera del país, se sustraen del sistema financiero. Sus principales expositores fueron Eduardo Basualdo, quien junto con el Secretario Adjunto Pedro Wasejko expuso en nombre de la CTA, y el experto en finanzas e impuestos Jorge Gaggero. Basualdo recordó que la dictadura de 1976 inauguró un patrón de acumulación de capital que produjo una redistribución del ingreso en contra de los trabajadores, inédita por su profundidad, con una política económica de corte monetarista que inicio una profunda desindustrialización.

En ese patrón de acumulación, tanto el Estado como el sector privado oligopólico contrajeron deuda en el exterior. Con esos recursos, el sector privado efectuó colocaciones en activos financieros en el mercado interno para valorizarlos, dado el diferencial positivo entre la tasa de interés interna y la internacional, para luego fugarlos al exterior. “La deuda externa dejó de ser un instrumento para financiar la inversión productiva o el capital de trabajo, para ser un medio de obtención de renta financiera. Su contracara fue la fuga de capitales, que exhibieron una elevada correlación: en 2001 tanto la deuda externa total cuanto el stock de capitales locales en el exterior, es decir la fuga de capitales locales, alcanzaron aproximadamente los 140 mil millones de dólares. Estoy hablando del pasado pero también del futuro porque ese es el proceso que va a instalar este arreglo con los fondos buitre: endeudamiento externo y fuga. Lo que se fuga no fue ni será el consumo de los sectores de altos ingresos sino la inversión y eso fue lo que impulsó e impulsará la desindustrialización. Este acuerdo le plantea a los sectores populares un horizonte signado por un nuevo ciclo del endeudamiento externo, un recrudecimiento de la fuga de capitales locales al exterior y la consecuente reducción de la inversión productiva, un crecimiento del desempleo vinculado a un bajo o negativo crecimiento manufacturero, un incremento de la pobreza y de la indigencia”.

Gaggero graficó en un trabajo de 2007 sobre la fuga de capitales esos datos de Basualdo. Como se ve en el cuadro las líneas de endeudamiento y fuga son perfectas paralelas. Además entregó a los senadores copia de dos informes fundamentales terminados en diciembre pasado: el de la Comisión Bicameral Permanente sobre la Deuda Externa, Ley 26.984, y el de la Comisión Investigadora de los Instrumentos Bancarios y Financieros destinados a facilitar la Evasión de Tributos y las consecuentes Salidas de Divisas del país. Uno describe la vía del endeudamiento, con el rol de las calificadoras de deuda y los fondos buitre. El otro, conocido por el “Caso HSBC”, analiza la contraparte de esa deuda que escaló exponencialmente entre 1976 y 2001: la fuga de capitales, “dos curvas que casi se tocan y empinan hasta el pico del 2001”. Del cotejo de ambos informes surge con claridad que los mismos bancos que prestan o que gestionan el endeudamiento son los que canalizan la fuga. La versión taquigráfica no describe la expresión de los senadores, cuando Gaggero dijo que los funcionarios que traen la propuesta al Congreso “expresan la vieja y frustrada experiencia nacional en los dos procesos perversos e interconectados que he descripto: el presidente del Banco Central (Federico Sturzenegger), procesado aún por el caso del Megacanje, o sea la vía del endeudamiento irresponsable, y el Ministro de Hacienda y Finanzas (Alfonso de Prat-Gay), también mencionado en una causa que lleva la AFIP por el caso HSBC, como administrador de fortunas y facilitador de la fuga de esos recursos hacia el exterior sin cumplir las obligaciones fiscales ni otras regulaciones, cuando aún existían”. Gaggero concluyó con un ejemplo sobre la visión sesgada o la miopía de los medios de comunicación. “Estamos viendo todo el tiempo el proceso de lavado de dinero y fuga que estaría en cabeza del empresario Lázaro Báez, pero no se menciona el caso en que está implicado el Ministro de Hacienda y Finanzas, que en montos se parecen: en el de Baez se habla de 50 millones de euros, en un proceso de varios años. Un solo caso, el de la familia Fortabat, en cabeza del Ministro en tanto gestor de estas fortunas transnacionalizadas, valió 68 millones de euros”.

Otro de los expo- sitores que advirtió sobre la inconsisten- cia de las afirmacio- nes oficiales fue Alejandro Olmos Gaona, cuyo padre Alejandro Olmos in- vestigó y denunció el endeudamiento y su estatización fraudu- lenta durante la dictadura. Como historiador, refutó el argumento de que el acuerdo con los buitres abriría la puerta a la inversión. “Lo dijo Bernardino Rivadavia en 1824 con el empréstito Baring; lo hizo el ministro Martínez de Hoz durante la dictadura militar; lo volvió a repetir el ministro Cavallo en 1993 cuando firmó el Plan Brady; también se dijo lo mismo en el año 2001 y así estamos. Toda esa parafernalia discursiva de que tenemos que solucionar esto porque van a llover las inversiones, en la realidad no se dio”. También mencionó la crisis de 1890 y las instrucciones diplomáticas que el ministro Juan José Romero le dio al representante argentino en Londres, Luis Domínguez, quien debía pedir una moratoria por diez años de la deuda: “Ni se le ocurra pedir nuevos créditos, porque pagar deuda vieja con deuda nueva es ir derecho a la bancarrota”. Eso es “lo que ha hecho la Argentina sistemáticamente desde la dictadura hasta hoy”. Olmos Gaona señaló, como también lo había hecho Basualdo, la “enorme cantidad de imprecisiones” del proyecto oficial: en el mensaje de elevación se habla de una deuda de 20.000 millones de dólares; después, menciona acuerdos por 7.553 millones de dólares; también dice que hay una enorme cantidad de bonistas desconocidos, en Londres, Japón, Alemania, en Francia y además, existen 3.000 millones de dólares que no se sabe dónde están y que no han accionado. “Me alarma que no haya precisiones específicas sobre qué se va a emitir, qué tasa de interés se va a comprometer y entiendo que para una solución integral de este problema tendríamos que tener las cifras exactas para que el Congreso decida si efectivamente esto soluciona el problema o puede llegar a agravarlo”.

Está por verse

El Inter-American Dialogue, cuya evaluación es entusiasta pero no ingenua, concluye que “está por verse” si las reformas de Macrì tendrán éxito en producir el crecimiento de la Argentina. “La inflación sigue siendo extremadamente alta, los sindicatos están expresando su oposición a algunas de las medidas de Macrì y el presidente no tiene mayoría en el Congreso. Por ahora, sectores moderados del peronismo, en especial gobernadores provinciales, están colaborando con el presidente. Esto podría cambiar si la economía se deteriorara aún más y los altos índices de Macrì en las encuestas comenzaran a caer”. Además Macrì enfrenta el desafío de mostrar que el país no está ante “un retorno a las políticas neoliberales y al alineamiento automático con Washington que la Argentina siguió en la década de 1990 y que la mayoría de los argentinos aún asocia con el colapso económico de 2001”. Nadie podrá decir que no lo avisaron.

domingo, 6 de marzo de 2016

El quiosco de Eduardo

Por Guido Cicotti
Eduardo tiene un quiosco; nunca pagó más de 500 pesos de luz. Furioso macrista, colocó una bandera amarilla en su negocio para celebrar el cambio.

Tiene dos hijos y una esposa demandante. Es claramente conservador y tradicionalista. Cree rigurosamente en un dios ajeno y aprendido. Desea un "buen futuro para sus hijos"...

Nunca debate. Como a todo personaje de derecha, le sienta bien decir que no le interesa la política para luego, lanzar una parrafada que logra el entusiasmo de algún familiar, algún amigo y su esposa.

También afirma que de política no entiende nada pero, todos sus comentarios son sobre política... predigerida.

No es racista pero con los negros no va... Tampoco le importa la vida de los otros pero, está seguro que la mayoría son putos; y las minas son, casi todas, putas. Los judíos se quieren quedar con la Patagonia, y los chinos tienen un plan parecido. Colaboran con ellos Cristina, sus ministros y todos los zurdos. De eso no le quedan dudas.

Macri no tiene nada que ver con su padre y, en sus animados deseos, los colaboradores de De la Rúa ahora iban por otra cosa.

Primero fue la cuota del colegio, luego el alquiler y está semana, la boleta de la luz por valor de 2.800 pesos.

Aunque parece magia, ha entendido que eso de hacer un esfuerzo por el "país que nos dejaron" no es real porque, los sojeros y los mineros no participan del mismo yugo.

Todo le cuesta unas cuatro veces más y ya no vende nada. Hoy le aumentan la nafta otro 8% y sabe que el boleto mínimo llegará a 9 pesos.

Su bandera amarilla quedó escondida en un rincón que ni su mujer puede recordar. Sus vecinos lo increpan en tono provinciano. Algún chófer del 373 le grita: "gringo... Qué querés con Macri?! Ya no se defiende.

En mi mente instintiva batallan la burla, la venganza y la civilidad mundana aprendida. Pero no tiene sentido. Ahora su carne sabe que no importa cuán rojo sea su cuello y cuán ario su rostro; para el Círculo Rojo, él es negro y no pertenece.

Para el Círculo Rojo, todo lo que excede sus fronteras es negro, es esclavo, es menor... Nunca nada fue tan claro, tan evidente, tan lógico; pero él no la vio.

La injusticia social es como el vino de los arrabales y como la lejía de los lavanderos. Después de la borrachera hay un despertar y una purificación... Ojalá esta sea la última vez.


jueves, 3 de marzo de 2016

Los números de Macri

Por Federico Bernal
Cloacas, agua corriente y gas: vergonzoso "error" del Presidente Macri

En su discurso con motivo de la apertura de sesiones ordinarias en el Congreso de la Nación, el Presidente Macri criticó con dureza los doce años de gobierno kirchnerista. El Observatorio OETEC responderá punto por punto, poniendo bajo la lupa los conceptos y las cifras expresadas por el primer mandatario. Aquí, la cuestión de la infraestructura urbana, específicamente en lo concerniente al acceso a las cloacas, al agua corriente y al gas natural por redes.

Aproximadamente al minuto 7:45 de su discurso (click para ver), el Presidente de la Nación señaló que: "Según el último informe del Observatorio Social de la Universidad Católica Argentina... alrededor del 42% de la población carece de cloacas, el 13% no tiene agua corriente y más del 40% no tiene conexión a la red de gas. El modelo de inclusión social y crecimiento, del que tanto habló el gobierno anterior, nos llevó a la pobreza y a la exclusión".

Como puede apreciarse, o el Presidente falseó las cifras del informe de la UCA exagerando todos los números, o los números del informe de la UCA utilizados en la diapositiva estaban equivocados.

Deshilvanemos la madeja. Macri se basó supuestamente en el "último informe del Observatorio Social de la Universidad Católica Argentina". Pues bien, el último informe de esta institución que aborda cuestiones vinculadas con la infraestructura urbana y servicios domiciliarios fue "Progresos sociales, pobrezas estructurales y desigualdades persistentes: ilusiones y desilusiones en el desarrollo humano y la integración social al quinto año del Bicentenario (2010-2014)". Su fecha de publicación data de julio de 2015.

Buscamos entonces en dicho informe las cifras brindadas por el Presidente. Imposible hallarlas. Y no sólo eso, sino que comprobamos que todos los porcentajes dados por Macri estaban insólitamente aumentados (para peor). A continuación, una imágen que ratifica nuestro hallazgo:


Se observa entonces que, efectivamente, las cifras correctas son:
1) sin conexión a la red de agua corriente, 10,8%, (según Macri, 13%);
2) sin conexión a la red de gas natural, 25,6%, (según Macri, más del 40%);
3) sin conexión a la red cloacal 31,4%, (según Macri, 42%).

Sin embargo, no es esto lo que más perjudica la médula de su discurso. Es que en realidad, el Presidente cita un informe del Observatorio de la UCA que justamente destaca los avances entre 2010 y 2014 para los servicios domiciliarios por él criticados, lo cual está en perfecta sintonía con las inversiones públicas y las obras realizadas por el plan de infraestructura más ambicioso que recuerde la historia argentina, esto es, el ejecutado entre 2003 y 2015.

En efecto y textual- mente, señala el Observatorio de la UCA en el informe mencionado por el Presidente de la Nación que "En la Tabla 2.2.1 se obser- va la evolución de los servicios domicilia- rios de red. A lo largo del quinquenio 2010 - 2014, ha habido una tendencia a la mejora estadísticamente sig- nificativa como resultado de una mayor inversión pública en estos aspectos".

La conclusión es notable y contradice la médula de la argumentación del primer mandatario argentino en relación a la "pesada herencia K" y a la no aplicación o derroche de centenares de miles de dólares en impuestos supuestamente absorbidos por la corrupción en lugar de ir a parar a la mejora de la calidad de vida de la población.

Textualmente detalla entonces el Observatorio de la UCA: "De modo que el balance para la dimensión resulta positivo:

a) El déficit en el acceso a la red de agua corriente se redujo de manera gradual y sostenida en algo más de un 20% entre 2010 y 2014. Se destaca en este sentido el efecto positivo que ha tenido la obra pública sobre el acceso a este servicio.

b) La falta de conexión a la red de gas parte de niveles más altos y registra un descenso inferior, que no obstante es estadísticamente significativo. Entre los años 2010 y 2014, el déficit en el acceso a la red de gas natural por parte de los hogares descendió 2,5 p.p., lo que equivale a casi el 10% entre puntas.

c) El porcentaje de hogares sin cloacas, a su vez, retrocede a lo largo de los años 2010 a 2014, advirtiéndose una evolución favorable, estable y persistente. Como consecuencia de la inversión pública, el déficit de acceso se reduce en casi 5 p.p...". ¿Algo para agregar?

A modo de conclusión importa señalar tres cuestiones.

En primer lugar y más allá del imperdonable "error" del Presidente, el hecho de haber dado porcentajes referidos a un solo año (Macri no aclara a qué año se refiere). Es decir, cualquier porcentaje o indicador dado sin mensurar su evolución en el tiempo constituye un traspié propio de un alumno de primer año de la secundaria (como mínimo).

En segundo lugar y derivado de lo anterior, el hecho de haber dado tres indicadores cuya evolución para el quinquenio 2010-2014 es sumamente positivo.

En tercer y último lugar, las conclusiones de los autores del informe, por cierto, patrocinado por el Banco Galicia y la Fundación La Nación: "La tendencia positiva calculada en los datos agregados muestra el impacto que tuvo la inversión pública en relación con el acceso a servicios domiciliarios de red".

La sorpresa de este autor ante semejante error, contradicción y vergonzosa manipulación de los datos nada más ni nada menos que por parte de la máxima autoridad del Poder Ejecutivo Nacional, condujeron a realizar un chequeo de los mismos pero los autores del trabajo en cuestión. Fue así que decidimos comunicarnos con la UCA. Nos atendió muy amablemente Natalia Ramil, jefa del Departamento de Comunicación Institucional de la Universidad Católica Argentina quien, como era de esperar, nos confirmó el "error" del Presidente.

"El modelo de inclusión social y crecimiento, del que tanto habló el gobierno anterior, nos llevó a la pobreza y a la exclusión", concluyó Macri luego de dar las cifras falseadas al sólo efecto de acomodar su discurso. Pues bien, su misma fuente lo desmiente. En pocas palabras: Macri miente; la UCA lo desmiente.

Argentina subcampeona

Tuvieron que pasar 20 años para estar ahí nomás de superar el record de Méjico (*) en la emisión de deuda. No obstante ello, 15.000 millones de dólares es la mayor suma de deuda tomada por cualquier nación en desarrollo desde 1996.

El Financial Times dice en su nota: "Desde que el presidente pro-mercado Mauricio Macri asumió, los mercados financieros repuntaron, sacando a los bonos argentinos de la crisis en la que se encontraban. Los bonos Bonar 2024, que se podrían tomar como punto de comparación para medir la performance de los nuevos bonos a 10 años, rinden a 7.9%.

Sin embargo, la escala del préstamo requerido elimina cualquier esperanza que tenga el Gobierno de pagar menos de 8% anual, dijo Sergio Trigo Paz, titular de la división de mercados emergentes de BlackRock, la mayor administradora de fondos del mundo."

"Argentina tiene un gobierno reformista y que está a cargo de las personas ex-Wall Street que saben lo que están haciendo, pero todavía no ha fijado su economía", dijo Greg Saichin, jefe de mercados emergentes de renta fija de Allianz Global Investors. "Ellos van a exponerse si traen demasiado papel en el mercado de una sola vez. Te aconsejo que comenzar con una venta de $ 8 mil millones ".

Quien también opinó fue Greg Saichin, jefe de mercados emergentes de renta fija de Allianz Global Investors: "Argentina tiene un gobierno reformista y que está a cargo de personas ex-Wall Street que saben lo que están haciendo, pero todavía no ha fijado su economía". Y agregó: "Ellos se van a exponer si traen demasiados papeles al mercado de una sola vez. Yo aconsejaría comenzar con una venta de $ 8 mil millones". ¿Lindo, no?

(*) Situación de Méjico en oportunidad de contraer una deuda de 16.000 millones de dólares: en 1996 tenía 40 millones de personas en condiciones de pobreza (42% aprox.), y de ellas 20 millones estaban en condiciones de pobreza extrema, el 50% de los niños en el campo se encontraban desnutridos y la mitad de la población no consumía el mínimo diario de calorías necesarias.


martes, 23 de febrero de 2016

Carta abierta a la compañera Cristina Fernández de Kirchner

Por Daniela Bambill
He decidido escribirle, compa- ñera. He decidido hacerlo desde mi lugar de militante que no recuerda cuando comenzó a hacerlo. Mi vida ha sido signada por la política, pasión que heredé de mi padre, militante radical y del cual aprendí que la política es la más noble de las actividades humanas porque es comprender que implica entre- garse, vivir en función del otro.

Imagínese lo que sentí el día que usted dijo “La Patria es el otro”, en esa frase, que se convirtió en consigna, estaba el legado de mi padre.

Tengo 44 años, milito en el Frente para la Victoria desde que Néstor bajó el cuadro de Videla. Yo no lo voté en 2003, estaba muy enojada con la dirigencia política toda. Sentía que no tenía sentido confiar, como la gran mayoría de los argentinos, resistí individualmente a los 90, en mi caso con la tiza y el pizarrón, me había propuesto que por cada alumno que venciera la máquina de fabricar ignorantes en que se había convertido la escuela con la Ley Federal de Educación, yo habría ganado una pequeña batalla. Menuda tarea la de enseñar Lengua y Literatura en una época en que la lengua, herramienta fundamental para el aprendizaje y la vida, estaba devaluada por el sistema educativo.

Pero el día que Néstor bajó el cuadro supe que era la persona en la que debía depositar mi confianza para construir esa Patria que soñé toda mi vida. No me equivoqué.

Mi paso al peronismo, nacida en una casa radical, fue intelectual primero y luego ese sentimiento que no puede explicarse llenó mis días, tengo la rabia de los conversos, como me dijo alguna vez un viejo dirigente. No soy una peronista genética, lo soy por convicción. Supongo que algún valor agregado tiene. Como militante durante estos años he vivido lo que ha vivido la mayoría. Padecer los avatares del peronismo del conurbano, siendo mujer, sin padrino, sin papá, ni marido Intendente, parece ser bastante complicado. Pero me hice camino a fuerza de neurona y músculo.

Nunca he tenido cargos electivos, apenas una pre candidatura a Intendente de mi Distrito, en 2015, tratando de “marcar la cancha del kichnerismo”, las cosas parecían bastante confusas en Almirante Brown, adonde el compañero Cascallares, era el único con posibilidades reales, Unidos y Organizados una entelequia de algunos grupos voluntariosos y ningún bastón de mariscal que apareciera para abrir camino. Todos esperaban órdenes divinas…. Y según esas “órdenes divinas” se armaron las listas… La meritocracia no parece ser una variable en la toma de decisiones. Pero son las reglas del juego a las que todos y todas nos sometemos.

Como le contaba, nunca tuve cargos electivos, en las últimas PASO puse mi nombre testimonial en la lista de concejales para rubricar la lista de Unidad de nuestro espacio, tal vez la rosca del conurbano, tal vez que jamás conté con más dinero que el que me deja mi salario a fin de mes, tal vez que plantear discusiones políticas de fondo no es dema- siado cómodo para momentos de pragmatismo electoral, no sé las causas concretas. Tal vez por esa misma razón y la terquedad que me caracteriza, sigo militando con barro en las patas y a fuerza de pura convicción. Llegar no es la meta, es el motivo para caminar, decía mi viejo y en eso ando.

No soy una perfecta desconocida, cuento con la simpatía y el afecto de muchos compañeros en mi provincia y muchos otros a lo largo y ancho del país. Solo googlear mi nombre y aparece mucho más sobre mí. Así que huelga más descripción. He sentido estos 12 años en cada política pública, en cada acción de gobierno, en cada discurso, en cada foro internacional que valía la pena.

Valía la pena la dinámica interna despiadada y tantas veces ingrata. Valía la pena “tragar sapos” como decía el General, aunque poblarán el 90% de la dieta cotidiana. He conocido e interactuado con muchos perso- najes notables en estos años, muchos sapos, si se quiere. Alguna vez pensé que podía sintetizar en una metáfora el saldo de ese conocimiento: “Si se mira el río desde lejos, maravilla el paisaje del espejo de agua, cuanto más se acerca uno, más se nota la mugre”.

No se confunda, no hablo de corrupción, parece que mugre solo se resume a esa palabreja acuñada como capital político supremo de la derecha internacional, no hablo de eso, hablo de las miserias humanas que todos tenemos y que prima en el sabor del sapo digerido.

En el camino de la militancia, he conocido compañeros y compañeras que han puesto alma y vida en el proyecto, como he conocido advenedizos y oportunistas con suerte, mucho más suerte que la gran mayoría de los militantes.

Muchísimas veces no comprendí decisiones que usted tomó en términos de estrategia política, por supuesto no contaba con más información que mi análisis y lo evidente. Pero he seguido todas y cada una de las mismas con unción orgánica y rayana a la devoción. Siempre creí que uno de los apotegmas más sabios del General fue aquello de “Primero la Patria, después el Movimiento y por último los hombres”…. Y lo vivencié como mantra frente a las decepciones cotidianas.

Como a miles de compañeros y compañeras la derrota electoral me ha afectado en términos personales al punto que mi médico me advirtió “El país no necesita más Néstor, no se puede dejar la vida en la política”…. Duro, pero si algo me caracteriza es la terquedad y acá estoy.

Estamos viviendo momentos de retroceso vertiginoso y una violencia simbólica que abruma, en estos sesenta días de gobierno de Macri la sensación de destrucción de las conquistas sociales es la que prima.

Sabíamos que esto sucedería, no es una novedad que la derecha actúe como lo está haciendo. Sabíamos que la brutalidad, la falta de mirada en la posteridad, la impericia y la indolencia serían la impronta, ahora bien.

Son millones los ciudadanos y ciudadanas que constituyen ese 49% que nos ha quedado como capital electoral después del 54% de 2011.

Responsabilizar a los medios hegemónicos, a la clase media cómoda y su voto “veleta”, exclu- sivamente sería al menos subestimar la capacidad de análisis de la militancia.

Las defecciones últimas al bloque de legisladores, por caso, pueden quedar como “traiciones” individuales para la narración masiva, pero sabemos que para que haya traición a ese nivel hubo primero habilitación para estar allí y eso no es responsabilidad de Magnetto.

No soy de las militantes que se conforman con la consigna, estoy convencida y permítame la crudeza, que nos ha faltado un trabajo de construcción política real, concreto. Pareciera que en los últimos cuatro años la única herramienta de construcción habilitada era la cuestión etaria.

Probablemente aquí surjan miles de conjeturas, y aparezca la “demonización” sobre la juventud como excusa para soslayar cualquier error cometido. Fíjese que no, soy una enamorada de la juventud militante, me parece que uno de los logros más maravillosos de nuestro proyecto político es haber logrado reconquistar el corazón de la juventud para la causa más noble, como me enseñó mi viejo…

Las columnas de alegría y cánticos, las fotos de los pibes amando a la Patria a través de la acción militante concreta, los patios militantes y esas caras frescas escuchando horas han sido un motor en momentos de quiebre, créame.

Pero aparece, otra vez la metáfora del río. Esas imágenes nada tienen que ver con la realidad de las básicas adonde la discusión política y el debate fueron sinónimo de “flacidez de convicciones”, nada tienen que ver con la prepotencia que he vivido en primera persona en momentos coyunturales adónde valía todo por el primer lugar en una lista y no importaba el resultado general de la elección, nada tiene que ver con los “informes” sobre militantes y el consabido “te bajaron el pulgar”, nada tiene que ver con acuerdos con lo más rancio del pejotismo tradicional en detrimento de los compañeros o compañeras que se habían jugado la vida en una suerte de “pre-kirchnerismo”….

Usted se preguntará que es el “pre-kirchnerismo”, es ese no-lugar utópico en el que estábamos parados miles antes de la llegada de Néstor, miles que encontramos en él la representación cabal de nuestras ideas políticas y vimos en usted el liderazgo indiscutido del que le hablé antes.

Disculpe las digresiones, vuelvo a mi relato… Qué palabra “relato”, verdad?…

Esta descripción que puede situarse en cualquier lugar del país, esa sensación que está- bamos todos jubilados por decreto no es una sensación individual, es una sensación colectiva. Ese “no hablar, no plantear, no discutir” so pena de ser considerado “traidor” ha hecho mella en nuestra construcción política.

Hace tiempo que el sentimiento de orfandad frente a la necesidad de una conducción de conjunto es la regla. Dejamos de hacer política mirando al Pueblo para hacer política según la cara de sus exégetas.

En cada territorio, la discusión interna se resumió a “órdenes de arriba”, nunca supe bien que había arriba… Esa compulsión a imágenes metafóricas me remitía a un edificio con un piso sagrado adónde los habitantes del Olimpo se daban cita para definir la existencia o no de los actores políticos según la remera que tuviesen puesta.

Dejamos de sentir al Pueblo, subestimamos la capacidad de daño del enemigo, y note que no digo adversario, sino enemigo. No es caprichoso, el enemigo es quien destruye la posibilidad de desarrollo de los pueblos y eso nos gobierna hoy….

Subestimamos la capacidad de daño, decía y nos achicamos, nos fuimos achicando en nombre de un purismo bobo y alejado de cualquier intento racional e inteligente de construcción de alianzas que nos permitieran seguir construyendo.

Nos hablamos entre nosotros, nos contentamos con sabernos dueños de la verdad y las necesidades de la ciudadanía, nos contentamos con describir todos y cada uno de los objetivos logrados. Soslayamos la naturalización de cada derecho, el Pueblo naturaliza la conquista y va por más, naturalmente. Omitimos también el viejo concepto de la vara subiendo… Otra metáfora, pero usted sabrá comprender.

Usted ha dejado la vara muy alta y la sensación que no hay dirigente político en la Argentina que logre siquiera asomar la punta de la nariz a esa marca es aterradora.

Sabíamos en 2011 que no había posibilidad de re elección, ¿que impedía preparar a un compañero o compañera para esa sucesión que garantizara la continuidad del Proyecto que nos convoca? La hipótesis del regreso triunfal luego de cuatro años de gobierno del macrismo había comenzado a circular en las reuniones superestructurales como respuesta a esa duda.

Algunos, atónitos ante la justificación, daban las razones racionales para negarse a que eso podía ser una idea suya. Confieso que nunca pensé que usted que ha perdido a su compañero por la causa de la Patria Libre Justa y Soberana, fuera capaz de tamaña mezquindad.

Otros evaluaban con argumentos casi infantiles el desencanto del Pueblo con un gobierno de derecha y que luego del impasse volveríamos con más fuerzas para concluir la revolución peronista eternamente inconclusa en la historia de nuestra Nación.

Lo cierto es que aquí estamos carentes de toda carencia, viviendo el desierto de la derrota y la Patria ha quedado en el último lugar del apotegma del General. Compañera Cristina, la necesidad de una clara CONDUCCIÓN de conjunto es evidente.

Cuando veo periodistas ungidos en referentes ideológicos en las plazas de este verano triste, siento una profunda decepción por la dirigencia de nuestro movimiento. Cuando tenemos la oportunidad de hablar con sus exégetas y continua la lógica de la construcción desde el poder, omitiendo que el escenario de derrota es agobiante, cuando la consigna reemplaza la reflexión, cuando todo aquel que disiente es un traidor, recuerdo otra vez al General….

Si nos quedamos con los buenos, vamos a ser muy poquitos….

El comisariato político no ha dado buenos resultados en términos de construcción de lealtades, muy por el contrario, siempre ha sido caldo de cultivo para las traiciones más inesperadas.

Necesitamos reconstruir desde bases sólidas, son muchos más los compañeros y compañeras que aún habiendo padecido situaciones ingratas están dispuestos a esa reconstrucción. Somos muchos más los que no creemos en el diario de Yrigoyen y consideramos que urge el contacto directo con las bases militantes y las realidades territoriales para saber a ciencia cierta con que contamos.

Somos muchos más los que creemos que es posible la construcción en la diversidad y la unidad real y concreta del Movi- miento si se respetan las repre- sentatividades genuinas y la lógica de la chapa con brillo Nac & Pop como garantía de purismo ideoló- gico le da lugar a la racionalidad política.

Compañera Cristina, probable- mente usted nunca lea estas líneas, probablemente si lo hace no de crédito a la catarsis de una militante como millones de militantes desparramados por toda la Patria. Sepa usted que cuando la política es la forma y no el medio de vida de un militante el derecho a interpelar a la conducción en momentos como estos es sanador. Espero pueda comprenderlo.

Con la esperanza de que esa conducción de conjunto sea realidad efectiva y la lógica de reconstrucción para la recuperación del poder sea de la amplitud necesaria como para no cometer los mismos errores que nos han llevado al fracaso, me despido con el afecto intacto, la convicción que sólo los proyectos colectivos nos proyectarán en la historia y un profundo anhelo de Unidad de nuestro Movimiento, única garantía de la felicidad del Pueblo y la grandeza de la Patria.

_______________________________________________________________

Para mi es un orgullo tener compañeras como ella. Creeme, seguila en Facebook o en Twitter.

Y voy a aprovechar para subir un video de enero que cuando lo vi tuve la intención de subir, pero la vorágine en la que estamos inmersos hizo que se pasara la oportunidad, pero hoy que publico esta carta creo que viene a cuento.


LinkWithin

Related Posts with Thumbnails Postes relacionados con miniaturas